Warning: embed_me.html could not be embedded. Cocción al Vapor Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Cocción al Vapor

.
1
Subtítulos
Mejillones al vapor con salsa vinagreta
La cocina al vapor permite cocinar los alimentos de manera económica, sencilla y sana. Por otro lado los alimentos mantienen su sabor y, los más importante, sus cualidades nutritivas.

No existen más que ventajas, para un tipo de cocina que se está poniendo de moda. Si lo que persigues es adelgazar o seguir una dieta de mantenimiento, la cocina al vapor es la opción más sana y baja en calorías que existe.

Esta técnica culinaria consiste en cocinar los alimentos con el vapor que va soltando el líquido que hierve (suele ser agua al que se le puede añadir alguna hierba aromática). Los alimentos se colocan sobre una rejilla, que se encuentra dentro de un recipiente con agua en el fondo. Es fundamental que los alimentos no entren en contacto con el agua del fondo, ya que sino “coceríamos” o “herviríamos” en vez de cocinar “al vapor”.

Las vitaminas y los nutrientes de los alimentos no se pierden en el agua que sirve para cocerlos. La materia prima debe ser fresca y de calidad, ya que la cocción al vapor potencia el sabor natural de los alimentos. Otro punto a favor es que si preparamos varios alimentos, no se mezclan entre sí, de manera que podemos degustar uno por uno la inmensa riqueza y variedad de sabores que albergan los alimentos.

La cocción al vapor tiene sus orígenes en una modalidad milenaria que proviene de Oriente. Es una opción sumamente recomendable para cualquier tipo de persona: enfermos, niños, ancianos, obesos…

Los motivos a favor de esta técnica son los que siguen:

  • Se suprimen todo tipo de grasas o aceites.
  • Los alimentos no se ven sometidos a frituras nocivas.
  • No se alteran las vitaminas ni los minerales de los productos cocinados al vapor.
  • Se conservan los aromas y sabores naturales de cada alimento.
  • La comida resulta muy jugosa.
  • No es necesario ir dando la vuelta a las carnes y los pescados, se cocinan homogéneamente.
  • La comida ni se pega ni se quema.
  • Existen recipientes u ollas, que permiten cocinar más de una comida a la vez.

Antes, la cocina al vapor, se limitaba a las verduras, el arroz y algunos pocos alimentos más, y además solía recurrirse a esta técnica en el caso de las personas enfermas o con problemas digestivos. Hoy en día, cocinar al vapor, se ha extendido a todo tipo de alimentos. De todos los pescados resulta especialmente indicado el salmón, la trucha y los salmonetes. No hay que olvidarse del tamaño del pez, aunque es posible trocearlo, éste podría quedar más seco.

Las carnes al vapor quedan particularmente tiernas. Las más adecuadas son las que contienen poca grasa. Si bien pueden resultar algo insulsas que otros métodos, este pequeño inconveniente puede quedar resuelto, si la carne se prepara antes con una mezcla de especias. La cocina al vapor es adecuada para todas las verduras y frutas, excepto aquellas que poseen la hoja verde (espinacas y acelgas), puesto que pierden color y sabor. Si perseguimos una cocción al vapor perfecta, es aconsejable cortar la verdura en trozos pequeños y uniformes, para que lleguen a la vez al punto de cocción.

Existen varios utensilios:

  • Las ollas: Lo forman dos recipientes, uno para contener el agua y otro que se coloca encima, sin que los alimentos entren en contacto con ella. Si eliges una olla con tapa de cristal puedes controlar mejor la cocción.
  • El tamiz: Se adapta sin problemas a cualquier tamaño de cacerola. Su base está perforada para no permitir el paso del calor y es metálico.
  • Cestillas chinas de bambú: Se pueden conseguir por un precio muy económico y comprarlas del mismo diámetro que el recipiente que desees utilizar, además son un bonito adorno para tu cocina.
  • Vaporizador eléctrico: Resulta muy práctico dado que se desconecta automáticamente cuando el agua se ha evaporado. Existen también unos hornos de vapor que regulan la humedad, pero suponen un esfuerzo económico más elevado que el resto de las opciones.
  • La manera más económica de cocinar al vapor, consiste en utilizar un simple colador, que se coloca sobre una olla con agua en el fondo. A continuación deberás tapar la olla y esperar a que el vapor cueza los alimentos.

Mejillones al vapor con salsa vinagreta

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kilo de mejillones
  • 100 gramos de ajos tiernos
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 puerro
  • 1 calabacín
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 4 cucharadas de vinagre de manzana
  • una pizca de pimentón
  • una pizca de pimienta

Preparación:

En una sartén con aceite coloca la cebolla, los ajetes y los puerros, cortados muy finos. Añade los pimientos y antes de retirarlo del fuego, vierte el vasito de vino, el vinagre y salpimienta, sin olvidarte del pimentón. Revuelve y apártalo para después. Cuece al vapor los mejillones y cuando se abran cúbrelos con la mezcla. ¡Buen provecho!

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-
   
-
-
Warning: embed_me.html could not be embedded.
-
-
-
_
+
Articulos Relacionados
+
-
_
-
-
_
-
-
-
_
-
-
_
-
-