Warning: embed_me.html could not be embedded. Ponga Color en sus Platos Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Ponga Color en sus Platos

.
1
Subtítulos
Naranja
Amarillo
Verde, azul y púrpura
Según la nutrición holística es un buen método para conseguir una dieta equilibrada y muy saludable

Una dieta equilibrada con colores

A la hora de pensar en un plato o una comida, trate de combinar los alimentos correctamente, tratando de llegar a un equilibrio cromático. Tenga en cuenta que la mayoría de las veces las proteínas son rojas, las hortalizas, verdes; y los carbohidratos naranjas. Por eso, lo más recomendable es que cuando la base de una comida sea un filete de carne, es decir, proteína roja, lo combine con una buena cantidad de verduras de colores naranja, amarillo y verde. Lo mismo debe hacer con un plato de carbohidratos como arroz o pasta. No deje de acompañarlo con alimentos de color verde.

Aunque quizá no sea completamente consciente de ello, el color y los alimentos están íntimamente ligados. Tanto es así que según el color que tenga un producto, esperamos que tenga un sabor u otro. Esto es, por ejemplo, lo que sucede con las manzanas: el ácido sabor de las verdes no tiene nada que ver con el dulce de las rojas. Pero el gusto no es el único indicativo que nos ofrece la tonalidad de los alimentos; según la denominada nutrición holística, los colores son algo así como el modo que tiene la naturaleza de indicarnos qué nutrientes contienen.

Según esta teoría, los alimentos rojos, naranjas y amarillos ejercen un efecto energizante y estimulante, mientras que los azules, verdes y púrpura resultan refrescantes y tranquilizantes. De este modo, el secreto de una buena alimentación y una dieta equilibrada no es otro que la buena combinación entre alimentos de distintas gamas de colores, ya que cada uno aporta unos beneficios concretos.

Rojo

Los rojos son los alimentos que más energía aportan. Para que esta idea sea más creíble, basta con hacerse a la idea de que la mayor parte de las frutas de ese color son ricas en vitamina C; ejemplo de ello son las cerezas, las frambuesas y las fresas. El tomate, por su parte, cuenta con un pigmento, el que le otorga su color, denominado licopeno, que es uno de los mayores enemigos de ciertas toxinas que pueden desarrollar células cancerígenas. Se consideran alimentos rojos, además de los ya nombrados, la remolacha, las ciruelas rojas, los rábanos, la carne y el marisco, entre otros.

Naranja

Por su parte, el color naranja es sinónimo de buen apetito. Entre los alimentos de este tono destacan las naranjas, los mangos, las papayas, los albaricoques, los nabos, las calabazas, las nueces, los huevos, las yemas o el jengibre. En el caso de estos productos hay que hablar del betacaroteno, que aporta vitamina A y contiene vitaminas B y C.

Este pigmento se encuentra en todas las frutas y verduras de colores vivos y constituye un potente antioxidante que protege contra los efectos envejecedores de las radiaciones ultravioletas. Por eso están especialmente indicados para todos aquellos que pasan mucho tiempo expuestos al sol. De ahí proviene la idea popular de que las zanahorias son beneficiosas para ponerse moreno. La teoría no está tan alejada de la realidad como podría parecer.

Amarillo

Cereales integrales, arroz, lentejas amarillas, frutos secos, pomelos, melones, mantequilla… Estos son algunos de los alimentos amarillos más comunes. De ellos se dice que mejoran el ánimo y favorecen una actitud positiva y feliz ante la vida, al tiempo que estimulan las facultades mentales y mejoran la memoria. Lo que sí es indiscutible es que la bromelina, que se encuentra en la piña y otros alimentos de este tipo, es un buen tónico para el páncreas.

Verde, azul y púrpura

De entre todos los alimentos, los de color verde son de los más saludables. Basta con decir que las verduras y las plantas de este color ejercen una función alcalinizadora en el cuerpo, y constituyen una buena fuente de fibra natural. Además, estabilizan la presión sanguínea. Todos estos beneficios son conocidos desde antiguo, como demuestra el hecho de que se utilicen desde hace miles de años por sus efectos medicinales. Dentro de este tipo de alimentos se encuentran, entre otros, los pimientos verdes, los guisantes, la coliflor, la lechuga, el calabacín, el apio y el pepino.
Las bayas azules y negras, como los arándanos y las grosellas son los alimentos azules más populares, aunque también se incluyen en este tipo algunas algas marinas. Se caracterizan porque resultan calmantes y producen un efecto refrescante.

Para finalizar, los de color púrpura y violeta son muy equilibrados, ya que contienen al mismo tiempo rojo y azul. Las uvas negras, el tomillo, las alcachofas y la remolacha son algunos de ellos. Este tipo de productos suele ser muy nutritivo.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-